jueves, 27 de agosto de 2015

¡Como nos gusta el geocaching!

Los que nos seguís sabéis que llevamos un gran botín de caches este verano.

Hemos encontrado caches desde Irlanda hasta las Islas cíes, el geocaching nos ha llevado a lugares preciosos y gracias al geocaching hemos dado largos paseos. Hemos encontrado multicaches, earthcaches...¿Que que es eso?
Irlanda: vista desde un cache en Dun Laoghaire

Bueno, pues por eso precisamente quería escribir este post.

En este año de "geocachers" hemos aprendido un montón de cosas que queremos compartir con vosotros.
Ruta de las Fábricas Béjar. Encontramos 6 caches
¿Que es el geocaching? Esto os lo contábamos en nuestro primer post de hace más de un año:

El geocaching o Gymkhana GPS es la actividad de esconder y encontrar "tesoros" en cualquier lugar, con la ayuda de un GPS.

Praia Guincho, Lisboa. Vista desde el cache
Consiste, por parte de una persona, en esconder objetos en el campo o en la ciudad y posteriormente apuntar las coordenadas geográficas de ese punto mediante un receptor GPS y
hacerlas públicas en www.geocaching.com para que otras personas puedan efectuar su búsqueda.

Habitualmente los caches se encuentran en lugares emblemáticos, lugares con historia, lugares con vistas, lugares de interés histórico o simplemente, importantes para el propietario.


¿Que es un cache? Un cache es una "caja" escondida en las coordenadas anteriormente citadas y que debe contener al menos un loogbook o libro de registros para que podáis registrar vuestra visita. Además suelen tener boli, lapiz o algo para escribir (no siempre, conviene llevarlo cuando practicáis geocaching) y algunos de mayor tamaño tienen objetos para intercambiar. En alguno podréis tener suerte y encontrar un "rastreable"

Cache y contenido


¿Que es un rastreable? Un rastreable es un objeto (suelen ser placas o monedas) que están grabadas con un código único que se puede utilizar para registrar que lo has encontrado, para moverlo físicamente de ubicación (a otro cache) y para seguirlo en su viaje por diferentes caches y geocachers.  Algunos de estos artículos han viajado cientos de miles de millas gracias a geocachers que los mueven de caché en caché!

Si encuentras uno lo primero que tienes que hacer es registrar que lo tienes (habitualmente aparece como "inventario" en el cache que acabas de encontrar y sólo tienes que registrar que lo has cogido). Lo siguiente es moverlo. El objetivo es hacerlo viajar (aunque algunos tienen otros objetivos como coleccionar fotos, o viajar un número de kilómetros/millas determinados, llegar a un determinado país). No dejes que pase mucho entre que lo encuentras y lo vuelvas a dejar en otro cache...¡el rastreable tiene que viajar!

Travel Bug que encontramos en Galicia y movimos a Béjar

Diferentes tipos de caches.

Hay diferentes tipos de caches. Los normales son aquellos que siguen lo anteriormente mencionado: las coordendas GPS te llevan al lugar final dónde está escondido el caché que, después de una búsqueda y gracias a pistas del propietario, fotos spoiler o registros anteriores encontraréis.

Un multicache es aquel en el que las coordenadas las irás averiguando gracias a pistas que te va indicando el propietario del cache. Estas pistas las transformas en coordendas con las reglas que te indica el propietario del cache y te llevan a la ubicación final.

Nosotros hemos hecho varios y son muy divertidos.

Mistery: suelen ser rompecabezas o puzzles complicados que hay que resolver previamente antes de dar con las coordenadas finales.

Palacio de Gaudi. Astorga. 
Earthcache: es una ubicación en la que puedes aprender acerca de una característica única de la Tierra. Estos caches suelen incluir un conjunto de notas de enseñanza junto con coordenadas. Los visitantes pueden ver cómo nuestro planeta ha sido moldeada por procesos geológicos, cómo gestionamos sus recursos y cómo los científicos reunen pruebas. Por lo general, para registrar este caché tienes reponder a preguntas mediante la observación de esta ubicación y enviarlas al propietario quien te dará el ok final. ¡Con este tipo de caches se aprende mucho!

Como tipo de cache también están recogidos los eventos geocachers que son reuniones de geocachers de mayor o menor tamaño y duración que son especificados como un cache y, por supuesto, con una ubicación.

Desde aquí os dejamos algunas de las principales reglas del geocaching. En este año nos hemos dado cuenta de que no todo el mundo las respeta así que...¡no viene mal un pequeño recordatorio!

1.- Cuando encuentres un cache escribe en el libro de registros y también cuenta tu experiencia en la aplicación de geocaching que tengas o en www.geocaching.com. Trata de dejar un bonito registro. Al fin y al cabo los propietarios de los caches se han tomado la molestia de esconderlos y de mantenerlos.
Intercambio. In: muñeco de ciervo. Out: kitty
2.- Cuando te llevas objetos no olvides dejar algo a cambio de igual o mayor valor del que has encontrado. Se trata de "intercambiar". No dejéis por favor gomas del pelo, paquetes de kleenex o ramas u hojas..¡pensad en el siguiente que viene! Le encantará encontrarse un bonito recuerdo al encontrar el cache. En el único caso que no tenéis que dejar nada a cambio es cuando encontráis rastreables. Recordad, lo cogéis para ayudarle a que éstos sigan su viaje. ¡No tardéis mucho en moverlos!



Ruta de geocaching con bicis en el Juan Carlos I. Madrid
3.-Cuando busquéis un cache, ¡sed discretos! La gente que os vea y que no conozca el geocaching puede luego buscar el cache y "expoliarlo". Es una pena tanto por el propietario como por los siguientes "geocachers" que lleguen al lugar. ¡Tened cuidado!


4.- Uno de los objetivos del geocaching es dejar el lugar mejor que lo encontraste así que, nunca dejéis basura y si la encontráis aseguraos de "limpiarla". Por algo desde 2002 los geocachers están en línea con la iniciativa mediambiental CITO (Cache in Trash Out) limpiando parques y otras zonas que pueden ser bonitos lugares para esconder un cache.

Vista de las Cíes y Caho Home desde el Museo del Mar
Bueno, pues nuestro siguiente paso va a ser esconder un geocache. Después de haber encontrado más de 100 caches ya se considera que tienes experiencia y sobre todo, que ya sabes que es lo que más te gusta, que puede gustar a otros geocachers, que contenedores usar..., etc...

Prometemos deciros por aquí las coordenadas de nuestro primer cache.


¡Nada más queridos lectores! Espero os haya sido útil nuestro post.

Para terminar os paso este video de la página oficial de geocaching que resume todo lo que os acabo de contar:



Y me quedo con esto:

El geocaching es la aventura que cualquier día, en cualquier momento, puede llevarte a lugares preciosos e increíbles o, también, sencillamente a aquel lugar de la ciudad en el que nunca has estado antes. 

Ruta al Faro da Porta. Islas Cíes (allí dejamos un travel bug)

Hay más de dos millones de caches escondidos por todo el mundo. ¿Que me dices? ¿No te apetece salir a buscarlos?
Vista de Vigo desde el mirador del Castro
Nota: todas las fotos que he colgado son lugares a los que nos ha llevado el geocaching. Si las usáis no os olvidéis de nombrarnos :)

lunes, 24 de agosto de 2015

¡Nos vamos de camping a las Islas cíes!

Pues eso hicimos este verano...¡y nos lo pasamos bomba!

Nosotros no somos muy de camping. Hemos ido varias veces con amigos pero no solemos pasar las vacaciones de camping, pero las peques querían probar y decidimos llevarlas este año.

¿Y el destino?

Hace justo diez años estuvimos en estas islas maravillosas  y este año decidimos ir con las niñas: primer día de camping para las peques, en un parque protegido y en una isla...¿no suena genial?

Bien, como muchos sabéis Las Islas Cíes son Parque natural desde 1980 y parque nacional desde noviembre del 2000. En julio del 2002 se crea definitivamente el Parque Nacional Marítimo-Terrestre de las Islas Atlánticas de Galicia, formado por un conjunto de archipiélagos, islas e islotes que son las Cíes, Ons, Sálvora, Noro, Vionta, Cortegada y Malveiras.

Sólo se puede pernoctar en Cíes si te quedas en el camping autorizado. Esto, hace que la estancia allí sea realmente especial.


Cuando el último barco se va y nos quedamos sólo los habitantes del camping, y el sol se empieza a poner, las gaviotas campan a sus anchas,la luz se vuelve rosa....esa luz que sólo tiene Galicia en verano..., bueno, ¡es mágico!

¿Y al levantarte? ¿El amanacer?


¡Y desayunar con estas vistas del Lago dos Nenos!


Bien, comentaros que el archipiélago de Cíes son 3 islas: Monte Agudo, O Faro y San Martiño. Las dos primeras unidas por una increíble playa (areal como dicen en Galicia): la playa de Rodas, la mejor playa del mundo, según el periódico The Guardian y, os puedo decir, que es realmente preciosa.


La terecera isla, la isla sur o Isla San Martiño sólo se puede visitar con embarcación privada ya que las navieras no desembarcan allí.

El acceso a este parque natural está limitado. Se puede acceder con las diferentes navieras o con barco privado o alquilado. El viajecito en barco en si también es una aventura para los más peques como os contaba en estos posts:

Un viaje en barco, un día diferente
Marineros por un día.



El camping cuenta con tiendas ya montadas. Esta opción es muy cómoda porque así no tendréis que llevar ni tiendas, sacos, colchones o esterillas. Esta alternativa en verano está muy solicitada así que conviene que la reservéis con tiempo.

La otra opción es, por supuesto, ir con tu propia tienda. Para esta también tenéis que reservar en la página del camping.


El tener plaza en el camping no os asegura plaza en el barco así que una vez tengáis vuestra reserva comprad también los billetes en cualquiera de las navieras:

http://www.mardeons.es/

http://www.piratasdenabia.com/

http://crucerosriasbaixas.com/

Tienen diferentes horarios.

Los barcos de las navieras desembarcan en la Isla Monteagudo. Hay un paseo de unos 15 minutos desde allí hasta el camping. Tened esto en cuenta cuando preparéis vuestras mochilas y vuestras tiendas. Hay carritos de mano que os podrán ayudar tanto en el camping como a la llegada del barco al embarcadero pero el camping no los controla, es decir, no es un servicio que ofrece así que podéis encontrarlos....o no...¡Estad atentos al bajar del barco!


En la isla actualmente hay 3 restaurantes: el más conocido y el que habitualmente tiene más gente es el restaurante Rodas. Está situado junto al muelle de atraque.
Otro es el restaurante del camping que cuenta con cafetería, zona de autoservicio con menú y zona de restaurante-tapería. Nosotros en esta escapada hicimos varias comidas en la tapería y está bastante bien. Muy recomendable la caldeirada de pulpo.

Y hay otro pasando el camping que es restaurante/tapería. Es el bar Serafin y es muy auténtico. Esta situado al lado de un acceso de madera a la playa de Rodas (uno de los accesos más cómodos si os quedáis en el camping) y en este escapada tomamos un pescado delicioso. Esta era nuestra vista desde la terraza:



Por supuesto también tenéis la opción de llevaros vuestra propia comida. Aquí debéis tener en cuenta que debéis llevaros de vuelta las sobras puesto que no hay habilitadas muchas zonas para dejar basura (al ser islas y parque natural conviene cuidar mucho estos aspectos).


Este verano además hemos visto que Begoña ofrecía bocadillos muy cerquita del camping en su jardín con mesas de piedra. No los probamos pero el sitio tenía muy buena pinta.

La vista desde el camping es esta:



Es realmente espectacular! Las señoras gaviotas, os "deletairan" con sus chillidos sobre todo a primera hora de la mañana...(¡que barbaridad! no sabía que tuvieran tantos registros..., a las 7:00 de la mañana la más peque me preguntó si las gaviotas no dormían :-O).
Y es que la gaviota patiamarilla es la especie más abundante del parque y las Islas cuentan con la colonia mayor del mundo de este especie. Por algo han sido declaradas Zona de Especial Protección para Aves (ZEPA)

Pero no sólo gaviotas encontraréis en estas islas. Su fauna es muy rica. También verés cormoranes (un lujo verlos nadar y pescar), halcones peregrinos, reptiles como el largato ocelado (¡Alex vio uno!) o mamíferos como el conejo o la nutria.

Estas islas se conocen andando. Tanto si vais a pasar el día como si vais a pernoctar allí os recomiendo que llevéis calzado cómodo para poder hacer senderismo.
El desembarco en la Playa de Rodas, de arena blanquísima y finísima y agua cristalina es espectacular, pero estas islas tienen muchos rincones preciosos que no conoceréis sino los recorréis.


Se pueden hacer diferentes rutas de diferente dificultad y duración: Ruta del Faro de Cíes, Ruta del Faro da Porta, Ruta del Alto do Príncipe y Ruta del Faro do Peito

La ruta al Alto do Príncipe: Esta es indispensable. Es la más corta según desembarcas del barco (1,7 km solo ida desde el punto de información) y merece la pena porque la vista desde arriba es espectacular. ¿No os parece?

Veis perfectamente el Lago do Nenos, la unión entre las dos islas, la isla San Martiño al fondo. Yo siempre que he ido a Cíes la he hecho. Además es muy agradable porque va entre pinos y matorrales, dejáis a la derecha la Playa de Figueiras (conocida como la de los alemanes) que también merece la pena conocer.

Otra de las rutas recomendables es ir a uno de los dos faros de la isla do Faro. En ambas rutas tendréis una vista increíble de la tercera isla, la isla sur y de los bellos acantilados de esta isla.

La Ruta del Faro da Porta son 2,6 km solo ida desde el punto de información pero está más cerca del camping. Es bastante sencilla para hacer con niños y también pasáis por una playa pequeña y muy bonita  (ojo con la pleamar, os quedáis sin playa) llamada Playa Nosa Señora.


¡Mirad que vistas!



La Ruta del Faro de Cíes culmina con un vista panorámica impresionante. Son 3,5 km solo ida y la última parte es realmente empinado, tened esto en cuenta si vais con peques.

Este año por primera vez (y mira que he estado veces en estas islas) conocí la Pedra da Campa. Nunca la había visto. Está a mitad de camino de la ruta anterior y ver allí la puesta de sol es increíble. ¡Mirad que fotos!

Como veis es una roca y esta forma tan peculiar es por la perforación durante años de  los vientos atlánticos cargados de salitre.

La última ruta que os comento es la del Faro do Peito. Esta ruta va desde el embarcadero hasta justo el otro lado de la isla Monteagudo. Son 2,5 km solo ida desde el punto de información y es bastante llanita. Transcurre una gran parte de la misma en sombra y al llegar divisaréis las islas de Ons y la Costa da Vela.


Bueno, pues esta fue nuestra experiencia.  Fuimos dos parejas y cuatro niños y todos disfrutamos un montón.
Los niños fueron unos auténticos valientes y aventureros, anduvieron muchísimo (hasta 12 kms algún día) y es que también combinamos nuestra aventura con el geocaching y ya sabéis que eso...¡es éxito asegurado!

El paisaje de estas islas es uno de los más bonitos que he visto nunca y quedarse en este camping es una experiencia única. Seguro, seguro..¡volveremos!




jueves, 20 de agosto de 2015

Ara Malikian para peques

Hemos sabido hoy gracias a Ocio para Peques que Ara Malikian presenta estos días en Madrid la obra: Mis primeras Cuatro Estaciones de Vivaldi.

Este espectacular violinista afincado en España es realmente activo llegando a dar más de 450 conciertos al año y es conocida su faceta de querer mostrar y dar a conocer la música entre los más pequeños.


No queríamos dejar de comentar esta reseña porque sabemos que varios de nuestros lectores sois unos apasionados de la música clásica y el poder escuchar a este genio y además, orientado y preparado para niños es un verdadero lujo.

Nosotros este fin de semana no podemos pero estamos deseando ir a uno de sus conciertos para niños.

Teatro Lara
Calle Corredera Baja de San Pablo, 15, 28004 Madrid
Duración: 60 minutos
Domingo 23 de agosto
Compra de entradas


domingo, 16 de agosto de 2015

Escapadas: Vigo


Pues bien, tanto tiempo viniendo por estas tierras y aún no le había dedicado un post.

A ver si soy capaz de mostraros en un post todo lo que está rica ciudad y sus alrededores os puede ofrecer.

Vigo es una ciudad muy heteregónea: el puerto, sus iglesias, sus playas, su casco histórico, sus zonas
remodeladas...y no tanto, sus barrios, sus zonas comerciales hacen de esta ciudad un destino interesante, entretenido y, sobre todo, apto para cualquier época del año.



Estas son algunas de las cosas que no os podéis perder:

1. Daros un paseo por el puerto y la calle Montero Ríos. Una visita obligada de las ciudades con mar, es por supuesto, su puerto deportivo. Suelen ser zonas arregladas y suelen tener mucho ambiente. Bueno, pues Vigo no es una excepción.


En el puerto deportivo encontraréis el Centro Comercial A Laxe , obra del arquitecto Francisco Javier Saenz de Oiza, con unas bellas  vistas sobre el puerto y dónde, en verano, se celebran conciertos.

Tanto este edificio como la pasarela que lo une con el casco viejo generó mucha polémica en su construcción porque es un edificio grande que no a todos gusta y, a pesar de que ha conseguido el objetivo de dinamizar la zona, tiene muchos detractores por "tapiar"  la vista del mar.

Hace ya un par de años han abierto el Albatros, un lounge bar dónde se puede pinchar algo, tomar una cerveza o una copa y con unas vistas extraordinarias sobre la ría. Es muy recomendable.


Al lado del puerto está Montero Ríos. Es una calle muy animada, llena de terrazas y con muchas opciones para comer, cenar, tomar un helado, una copa, un cocktail o un mojito. Os recomendamos para comer o cenar La Trastienda del Cuatro. Su carta es muy original y siempre que hemos ido nos han tratado genial. También tiene un menú a medio día de unos 13 euros muy recomendable.

Como bares para tomar una copa o un mojito están Varadero o Lo Latino. Y es que Vigo cuenta con bares y pubs muy, muy originales y bonitos. No os dejarán indiferentes.

Cerca de esta zona, cerca de la Calle Arenal no os podemos dejar de recomendar el Restaurante Follas Novas (rua Serafin Avendaño 10). Es uno de nuestros preferidos calidad/precio. Tiene unos pescados estupendos, la carne también la hacen deliciosa y tiene platos tan originales como las cocochas, los saquitos y un delicioso mouse de higos. Nosotros siempre que vamos nos pasamos por allí.

2.- Paseo por la Calle Príncipe. Como hija de madre gallega viviendo en Vigo esta calle la recuerdo desde siempre. Es una de las zonas comerciales pero también monumentales. Ahora y desde hace años allí se encuentra el museo de arte contemporáneo MARCO. Un paseo por allí es obligado cuando visites Vigo.




Al final de la calle Príncipe encontraréis El Sireno. Esta obra del arquitecto Francisco Leiro es uno de los monumentos más famosos de Vigo. Está en la Praza do Sol y si andas un poquito más ya estarás en el casco histórico de Vigo.



Subiendo desde la calle Príncipe por Urzaiz pasearéis por la zona comercial. En seguida encontraréis la Gran Vía a la derecha también con muchas tiendas y que llega a la famosa escultura de los Caballos.



Por esta zona os recomiendo para comer El Ruxe Ruxe, la tapearía Areal o el Zona Centro, todos en la Calle Méjico.

3.- Pararse a tomar algo en la Plaza de la Constitución. ¡Nos encanta esta plaza! Es una de nuestras favoritas.Antiguamente en esta plaza se vendía de todo y actualmente encontraréis un montón de terrazas.

Una de nuestras preferidas es Grettel dónde dan unos zumos y batidos buenísimos.

4.- Un paseo por el barrio histórico. Pues bien, ya estáis en el casco histórico. Esta zona en la
actualidad está llena de tiendas de artesanía. Se está rehabilitando y nada tiene que ver con la zona que yo conocía de pequeña. Ahora está preciosa y tiene muchísimo encanto. Un montón de calles pequeñas, el famoso Mercado de A Pedra y la colegiata, la concatedral de Vigo de dónde sale el famoso Cristo de Vigo, una de las fiestas locales más populares. Aquí hay muchísimos mesones y en la actualidad están abriendo muchísimos restaurantes,. Os recomendamos La Curuxa, A Regueifa o A A Retranca ¡La zona está ambientadísima!¡No os la perdáis!





5.- El Monte de O Castro. Sus vistas espectaculares merecen una visita y un paseo. Hay parques infantiles y sitios para tomar algo. Aquí se asentaron los primeros pobladores de la ciudad y lo más espectacular es su fortaleza.

6.- Castrelos: es el parque urbano más grande de Vigo. Es precioso. Tiene también zona infantil y un lago con patos y cisnes y también muchos senderos para recorrerlo. Junto con el Castro, es uno de mis lugares favoritos para correr. Aquí se encuentra también el Pazo Quiñones de León con unos preciosos jardines.

En el auditorio de Castrelos se celebran muchos conciertos, algunos gratuitos. Si visitáis Vigo estad
atentos a su agenda.

6.- La playa de Samil: es una playa preciosa, con muchos servicios, tiene una arena finísima, muchos parques infantiles, un largo paseo, piscinas gratuitas y muchos restaurantes. Para mi gusto, la
playa en verano tiene demasiada gente. Recibe muchos visitantes y autobuses de lugares cercanos e incluso de Orense y Portugal pero, la verdad, es que merece la pena visitarla. Si vais en verano os recomiendo ir pronto por la mañana antes de que se masifique o tarde por la tarde para ver como el sol se esconde entre las Islas Cíes y Cabo Home. Si sale un día nublado tendrá muchísima menos gente. ¡Ah! evitad los fines de semana.

En cualquier otra época del año podréis visitarla sin problema y daros un largo paseo.


Este año nos hemos quedado impresionados por la apertura de Marina Cíes. El Jonahatan de toda la vida ha sido sustituido por un bar, restaurante con preciosas terrazas, música en vivo, y hasta un spa. Este año solo fuimos una vez pero habrá que probarlo algo más :)


Mirando al mar de frente, a la derecha de Samil, yendo hacia Bouzas os encontraréis la zona del Alcabre: unas calas más pequeñas, preciosas, de arena fina y agua transparente, menos masificadas (ojo con los findes de verano) y con unas terrazas desde donde divisaréis unas increíbles puestas de sol mientras tomáis un mojito, una caña, una copa....¡bueno, lo que más os guste! Además veis a los peques desde las terrazas. ¡Una delicia!

La primera es la conocida como la Playa de la Fuente


Un poquito más adelante está  la Playa de los Olmos donde encontraréis las terrazas mencionadas: O Pirata (la más grande, está genial), A Lua y La Vela. También se puede comer en ellas (comentaros que nosotros sólo hemos probado para comer en A Lua y nos trataron y comimos fatal)



Y hacia el otro lado encontraréis la playa de O Vao. A nosotros nos encanta esta playa. Su arena también es muy fina y tiene un par de chiringuitos que nos encantan. Allí, como en muchas otras playas tienen escuelas de surf, vela y windsurf. Nosotros hace años hicimos allí un curso de windsurf y nos trataron muy bien.


7.-Monte da Guía: tiene, al igual que el Monte de O Castro,unas vistas espectaculares. Merece la pena visitarlo.


Este año hemos conocido el Museo del Mar. También escribiremos un post sobre ello pero comentaros que pasamos un día genial.



El museo es precioso, comimos en su restaurante: El Room Museum luego nos quedamos en la Playa de Mourisca, como no, de arena fina y agua transparente:



¡Mirad que bonito!

Y sobre los alrededores...¿que deciros? A mi me encanta esta zona y tiene muchísimas posibilidades.

Estad atentos porque intentaré escribir posts de los destinos cercanos más apetecibles pero aquí os dejo varios:
Islas Cíes, Isla de Oms, La Lanzada y la isla de la Toja, Nigrán y Bayona, La Guardia, la Península de Morrazo y Cabo Home, los Molinos de Redondela...


Vigo es una ciudad muy viva. Suele tener una cartelera de actividades muy interesante y siempre que
venimos encontramos espectáculos para niños o mayores que merecen la pena.

Las puestas de sol desde cada uno de sus rincones son impresionantes y únicas.



¡Ah! y como siempre combinando vuestra visita con el geocaching podréis daros largos paseos porque hay muchos caches escondidos en las zonas más emblemáticas (nosotros nos trajimos un gran botín).

¡A que esperáis! ¿No os apetece visitarla?


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...