martes, 17 de octubre de 2017

No es un maratón más. ¡Es el maratón de Chicago!

Muy muy difícil plasmar en unas palabras lo vivido estos días en Chicago.

Una ciudad increíble, un ambiente espectacular, un MAJOR con mayúsculas y, lo imprescindible, una compañía de lujo, han hecho que hayamos pasado unos fantásticos días en Chicago.



Hace dos años que escribí este post del Maratón de Nueva York. Desde entonces han caído dos maratones más: Vitoria y Berlín. Cada uno especial, cada uno diferente, viajando siempre con gente maravillosa y sobre todo, en Vitoria, animada por mis peques que esta vez, no nos acompañaron.




Me he decidido a contar la crónica de Chicago por dos motivos: por dejar plasmado para siempre esta fantástica experiencia  y porque sé que, dentro de menos de un año, varios Drinkingrunners estarán de nuevo en esta ciudad tan increíble. Recorrerán sus calles, visitarán sus imponentes edificios, pasearán por sus parques y ...¡cruzarán esa meta! Por ellos, y por mis compañeros de viaje (#convosotroshastaelinfinitoymásallá) por todos...¡aquí, nuestro particular y especial viaje al maratón de Chicago!



Chicago es una ciudad maravillosa. Conocida como la Segunda Ciudad, es la ciudad de los rascacielos,  "the windy city", una de las cunas del Blues, del Jazz y del Gospel, la ciudad de AlCapone, no tan conocida como Nueva York pero que nada le tiene que envidiar.



Estés un día o varios, aquí van los que consideremos: "los imprescindibles":

  • Visitar el Skydeck y ver sus maravillosas vistas
  • Pasear la Milla Magnífica
  • Visitar el Millenium Park, la Crown Fountain y la Cloud Gate (conocida como The Bean).
  • Visitar la torre Hackock para disfrutar de nuevo de unas "vistas de altura"
  • Probar la Deep Dish Pizza en uno de los restaurantes más famosos: Giordano's, Pizzería Uno, Pizzería Due.
  • Probar un Chicago Style Hot Dog
  • Ver el skyline de Chicago desde el Planetario
  • Dar un paseo por el Navy Pier.
  • Tomar un cocktail o una cerveza en una de sus maravillosas terrazas.
  • Dar un paseo por los alrededores del lago Michigan.
  • Coger un Water Taxi o uno de los cruceros por el río Chicago.
  • Viajar en su tren exterior en el "loop"
  • Visitar el acuario y ver sus belugas y sus delfines.
  • Tomarse algo en uno de sus Blues and Jazz bars
  • CORRER SU MARATÓN!!
Si tenéis  tiempo, os recomiendo también salir a correr por esta increíble ciudad. Acercaros a correr rodeando el Lago Michigan, es como el mar, con olas, playa, chiringuito... Tienen un paseo perfecto para corredores y bicis. ¡No dejéis de hacerlo!

Quique y yo salimos a correr el viernes por la mañana. Al fondo el Navy Pier

Otras opciones para correr son ir al Millenium Park y al Grant Park (de dónde sale el maratón) o al Lincoln Park con unas fantásticas vistas del skyline. Cualquiera de estas opciones son perfectas también para hacer un poco de "turismo running" ;)

Varios de los maratonianos o sus acompañantes corren el sábado anterior, la carrera de 5 kilómetros. Es un planazo para aquellos que no corren el maratón e incluso para aquellos que lo corren. Vivirán su ambiente, recorrerán sus calles y tendrán su medalla...¿no es un recuerdo precioso? En nuestra expedición fue Cris quien la corrió. ¡No imagináis lo contenta que vino! ¡Enhorabuena campeona!



¿Y sobre el maratón? ¿Que os puedo contar?

Está genial organizado. El ambiente es increíble, la ciudad se vuelca, en todos los puntos, miles de voluntarios ayudan a que este maratón sea...¡uno de los mejores maratones del mundo!



Es llano y rápido. Se sale en varios corrales y en oleadas, en función del tiempo acreditado. Es uno de los maratones que antes empieza. La élite y los primeros cajones salen a las 7:30.

Nosotros tuvimos el honor de compartir cajón con Martin Fiz. Incluso a pocos minutos de salir no tuvo inconveniente en sacarse una foto con nosotros  (en cada major le robamos una ;). Grande Martín, como persona y como atleta y enhorabuena por ese record y por ganar ese quinto major!


La mayoría de la gente se queda en zonas no muy lejanas a la salida, que está situada en Grant Park. ¡Es un lujo ir andando a un maratón de este tipo! Riadas de gente iban caminando a la línea de salida. Recomiendan llegar dos horas antes, depende de si dejáis ropa en el ropero o no, con una hora o algo así es suficiente. No hay aglomeraciones.


Parece ser que los GPS a veces se pierden, a mi no me pasó, pero con esos edificios tan altísimos, no es difícil que eso ocurra, tenedlo en cuenta si buscáis un ritmo o una marca específica.

Hay liebre desde las 3 horas hasta las 5 horas 45. Los "pacer" están en la feria del corredor por si queréis hablar con ellos antes de la carrera. Son muy profesionales.


Para visitar la feria leeros antes las instrucciones que manda la organización una semana antes. Este año había un autobús gratuito desde la tienda de Nike de Michigan Avenue hasta la feria situada en McCornick Place, también desde otros puntos. También llega el transporte público (línea ME hasta dentro del pabellón, o CTA andando un rato).

Este año se cumplían 40 años desde ese primer maratón que tuvo lugar el 25 de septiembre de 1977. Hemos sido 43,000 corredores provenientes de más de 100 países y 50 estados. 

¿Y que más os puedo recomendar? Que os empapéis del ambiente, que leáis los carteles (son increíbles, graciosos, inspiradores, motivadores...), choquéis las manos de los niños y choquéis en sus carteles que os darán fuerzas, escuchéis sus orquestas, sus speakers, sus gritos....¡Es realmente emocionante!

Toda esa gente está allí por tí, por mí, por nosotros, corredores anónimos que un día decidimos ir a correr a su ciudad. Nos preparamos durante varias semanas y, su regalo para nosotros, por nuestro esfuerzo y sacrificio son sus gritos, sus palmas, sus carteles. Preparan comida, bebida, paños para que te seques y están gritando durante 5 horas haciendo que te sientas el único corredor de ese multitudinario maratón. ¡Go, Ana, go!



Los voluntarios...¡son increíbles! Se pasan horas sosteniendo vasos de agua e isotónica y gritando...¡Tienen que acabar todos sin voz! Ambientando la salida, felicitándote en la llegada (¡well done runner!), preparados en carrera por si alguien se siente mal. Encantadores, sonrientes, ellos, son los que hacen GRANDE este maratón.
El "pompom Team" Sin ellos...¡imposible!



Y, un año más, no he recorrida sola esos 42,195 metros, esas 26,2 millas.
Sin la ayuda, el aliento y los ánimos de muchos de vosotros, no lo habría conseguido.

Así que...aquí va...¡mi pequeño homenaje!

Lo primero un GRACIAS con mayúscula a mi familia. A Julián que vino conmigo, que me apoya y mi acompaña a muchas de mis carreras. Al que despierto por las mañanas cuando me voy sigilosa (o no tanto) a entrenar, el que respeta mis "locos horarios" de las 6:30 de la mañana, mis planificaciones y mis "turras":)
Gracias por venir conmigo...¡y ayudarme a cumplir mi sueño!


Que subidón verte junto con el resto del "pompom team!¡Como animastéis! Gran parte de nuestro éxito...¡es vuestro!

La primera vez que les vi no me lo esperaba. ¡Subidón al verles!




A mis peques: os echamos muuuuchoooo de menos, teníamos a una "pequeamiga" en la expedición que nos recordaba a vosotras :)
Os debemos volver,  peques. ¡Ah! y nuestra "pequeamiga" se portó genial en el viaje (¡eres una crack y una campeona!).




A mis papis y a mi hermana (y también a los políticos que también me cuidan mucho ;) que, a pesar de "que esto de que corra maratones no les va mucho", ahí están siempre... ¡apoyando!

También al "mister", a Orly. Me has regalado 12 semanas de esfuerzo y planificación, de conocerme a mi misma, de conocer mis límites, de mejorar mi forma. Creo que después de 6 maratones me he dado cuenta de que disfruto tanto el camino hacia el maratón como el propio maratón. Me encanta la sensación del trabajo bien hecho, del entrenamiento cumplido, de encontrarme cada día mejor y de las carreras que dejo en el camino. Esto.... ¡es un gran regalo! ¡Gracias!




A Carmen, por sus cuidados y consejos (y nuestras sesiones de charla :)  y, ¡como no! a todos los que me habéis animado en mi preparación. Gracias por vuestros mensajes de apoyo, por seguir mi track, eso da alas, y en carrera me hace sentir muy muy acompañada. 
Y al acabar, enciendo el móvil....uffff....¡que emoción! Sabíais casi antes que yo que había acabado :)¡¡Gracias y gracias!!! 


Queridos "compis de expedición", Julián y yo no olvidaremos jamás este viaje: los chascarrillos, "las pateadas", los planes, la "deep dish pizza", nuestros desayunos en the whole foods, nuestros cafés en la planta 2, la búsqueda de Wifi, las mil y una fotos, las fotos de las foto ;) los mil y un saltos, las mil y una risas (y algún que otro lloro).



Hace casi un año, un 26 de octubre, apliqué para participar en uno de los mejores maratones del mundo con la incertidumbre que da el planear algo así, con casi un año ....¿podré realmente estar allí? 

Un año más tarde crucé esa meta, con las piernas algo más cargadas de lo esperado,  pero de nuevo con la emoción de vivir intensamente una carrera y el camino hacia ella.



Soy afortunada de vivir esta experiencia y así me siento.

¡Gracias familia, gracias amigos, gracias Chicago!







Aquí mi vídeo resumen del viaje.
En breve post con recomendaciones y tips.
Chicago....¡we will come back!








domingo, 1 de octubre de 2017

Nuestra visita al Mercado de Motores

¿Nos seguís por Instagram?

¿Disfrutasteis de nuestros vídeos sobre el Mercado de Motores en Stories?

Bueno, pues si no pudisteis os lo contamos por aquí.

Ya habíamos estado varias veces en el Museo del Ferrocarril. ¿Os acordáis de que os lo contamos aquí?

Pues bien, estuvimos este sábado en el Mercado de Motores. Es un verdadero planazo. Ropa vintage, puestos de exquisita gastronomía, artistas, emprendedores, actividades para los más peques, orquestas y DJs....y un ambientazo increíble.

Nos quedamos enamorados de:

Porque Sueño con sus creaciones
Porque Sueño: Cuadros preciosos, ilustraciones muy originales, lienzos, cojines, carcasas de móviles...¡Son tan bonitas!, bueno, tanto que un pedacito de esos sueños se vinieron con nosotros para casa.

Un bizcocho para Teo:
brownies, tarta de manzana, tarta de zanahoria...uhmmmm, todo con una pinta fabulosa. Nos dejaron probar alguna de sus creaciones y os podemos decir...¡que estaba delicioso!

Pasta Fresca Madrid:

Unas creaciones muy, muy originales: spaguettis bicolores, papardelle de calabaza con semillas de amapola, capellis rojos de la pasión...¿no suena genial?? Pues os aseguramos...¡que mejor sabe! ¡Totalmente recomendable!


Pasta Fresca Madrid

¿Y para picar algo? Multitud de opciones: Food Trucks, puestos de todo tipo, comida para vegetarianos, celiacos...¡Seguro, seguro que encontraréis algo que os guste!

No os podéis perder esta cita los segundos sábados de mes.  Aquí tenéis toda la información de las siguientes citas. Si os acercáis a conocerlo....igual nos encontramos por allí :)




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...